21 cosas que las personas con TDAH quieren que sepas (1ª parte)

TDAH

30 Jun 21 cosas que las personas con TDAH quieren que sepas (1ª parte)

1. En primer lugar, el TDAH es un desorden neuroconductual legítimo – no se trata sólo de ser algo distraído o desorganizado.

“El TDAH es un desorden neurológico reconocido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM), además de por innumerables instituciones, y tras el cuál hay años de investigación”, señala Kevin Murphy, Ph.D, Presidente de la Adult ADHD Clinic of Central Massachussets. Mucha gente todavía lucha y se culpa a sí misma por lo que considera que es un defecto en su carácter, cuando en realidad es un desorden tratable.

 

2. El cerebro de alguien con TDAH es literalmente distinto.

El córtex frontal, la parte del cerebro responsable de la función ejecutiva, está de hecho conectado de manera diferente en individuos con TDAH. “Hay hipoactividad debida al menor riego sanguíneo, inferior metabolismo de la glucosa (una medida de la actividad cerebral) y menores niveles de los neutransmisores dopamina y norepineprina”, señala Murphy. Es como tener un córtex frontal que, de base, funciona con humo en lugar de gasolina.

 

3. La mayoría de los síntomas son causados por una discapacidad en la función ejecutiva de tu cerebro, lo cuál es básicamente el centro de control.

Hablamos muy a menudo acerca de síntomas del TDAH como la falta de concentración, pero los síntomas no son una explicación del trastorno en sí mismo. “Debemos entender que el TDAH es un desorden de auto regulación y autocontrol”, señala Russel Barkley, Ph.D., experto en TDAH y Profesor de psiquiatría en laMedical University of South California.

Todas estas cosas están producidas por la función ejecutiva del cerebro, la cuál incluye seis áreas clave: auto consciencia, inhibición, memoria funcional (verbal y no verbal), auto motivación, control emocional, planificación efectiva y resolución de problemas.

 

4. En realidad existen tres tipos diferentes de TDAH.

Cada tipo está caracterizado por los tipos de síntomas que presenta cada individuo. Existe la versión predominantemente falta de atención, la presentación de predominancia del impulso hiperactivo y la presentación combinada. Y dado que los síntomas pueden cambiar, la presentación de TDAH también puede cambiar a lo largo del tiempo.

 

5. En realidad, ser diagnosticado con TDAH puede ser un proceso largo y frustrante.

Cuando alguien acude a un doctor o terapeuta con síntomas de TDAH, el médico mira mucho más allá que sólamente cómo el paciente describe sus problemas. Pueden también considerar cosas como cuándo comenzaron los síntomas, cambios en el rendimiento escolar o comportamiento y el impacto en su familia y en su vida social. “Alguien con TDAH deja un claro rastro de huellas en la arena”, señala Murphy.

Pero la gente puede también presentar síntomas asociados al TDAH, como depresión, ansiedad, abuso de substancias y otros estresantes situacionales. Los psiquiatras tratarán de encontrar cualquier otra posible explicación de los síntomas para garantizar que se encuentra un diagnóstico fiable.

 

6. La gente con TDAH no es ignorante; tan sólo tienen dificultades poniendo en práctica su conocimiento.

La parte del cerebro hipoactiva en individuos con TDAH, el córtex frontal, no es la responsable del entendimiento y la retención del conocimiento. “El conocimiento está en la parte de atrás del cerebro; es la parte que pone ese conocimiento en práctica la que está discapacitada”, señala Barkley.

La gente con TDAH puede retener conocimiento como cualquier persona, sólo que encuentra dificultad a la hora de usarlo de manera efectiva y en un ritmo adecuado. Así, la gente con TDAH tiene problemas a la hora de hablar o escribir y desarrollando cosas creativas. “El TDAH no es un desorden consistente en no saber qué hacer, sino un desorden de no hacer lo que tú sabes hacer”, dice Barkley.

 

7. Por lo que cosas basadas en el rendimiento, como la escuela o el trabajo son especialmente complicadas.

“A menudo las personas con TDAH pueden puntuar muy alto en test de inteligencia, pero tienen pobres resultados en la escuela porque está demasiado basada en estándares y rendimiento”, señala Murphy. Problemas en la escuela son frecuentemente un reflejo de síntomas -problemas para concentrarse, interrupciones, olvido de papeles y libros en casa, gestión de tiempo deficiente- y no un signo de baja inteligencia.

 

8. El TDAH puede afectar a todas las partes de tu vida, no sólo la escuela o el trabajo.

La definición del DSM exige que al menos dos áreas de la vida estén afectadas por síntomas, dice Murphy. Así, el TDAH puede afectarte en la escuela, pero podría también afectar a tu vida social , habilidades atléticas, carrera, finanzas, actividades sexuales, familia, etc.

“No es lo mismo que suspender química orgánica”; dice Murphy. “El TDAH tiene un efecto ineludible en el funcionamiento que causa interrupciones vitales fundamentales”.

 

9. Concentrarse en una sola cosa puede ser tedioso, ya que las personas con TDAH son hipersensibles a su entorno.

Las personas con TDAH a menudo ven y escuchan todo lo que ocurre a su alrededor, percibiendo cosas que la mayoría de la gente pasa totalmente por alto, señala Murphy. Puede ser útil a veces (especialmente en algunos ámbitos creativos), pero otras veces estas distracciones se pueden volver insoportables.

 

10. Pero también puedes experimentar hiper concentración, lo que hace muy complicado cambiar a una nueva tarea.

“Hiper concentración” es un nombre erróneo, dice Murphy, pero básicamente significa que la gente con TDAH puede concentrarse tan profundamente que no pueden parar cuando deben cambiar de tarea (a menudo se conoce como “estar en tu propio pequeño mundo”). Esto puede ser bueno cuando tienes que terminar un proyecto o un artículo, pero no es tan práctico cuando tienes múltiples cosas que hacer.

 

11- El control de impulsos puede ser un asunto palmario.

Cuando tienes TDAH, sabes lo que tienes que hacer pero tu mente puede haberse movido automáticamente en una dirección más inmediatamente gratificante, dice el Dr. David Goodman, profesor asistente en John Hopkins y director del Adult Attention Deficit Disorder Center of Maryland.

Lo que viene después es habitualmente racionalizar el comportamiento con una larga y aparentemente legítima explicación, pero eso es realmente porque puede que carezcas de las herramientas para tener una perspectiva más completa y fiable desde el principio. “Si tú eres el carro y el caballo es tu TDAH, necesitas mantener el control todo el rato o el caballo irá a donde quiera y tú acabarás necesitando explicar por qué”, dice Goodman.

[Continuará]
No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros que recogen información relacionada con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando en esta página, consideramos que acepta su uso en los términos indicados en la política de cookies. Más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close